Grupo de Producción 25

Pensamientos sobre la situación del periodismo

Recensión de “Fe de errores, una historia de periodistas”

 Francisco Javier Martín Murcia
Pr13_Montagut

Ficha técnica

Título: Fe de errores. Una historia de periodistas

Autor: Albert Montagut

Editorial: Temas de hoy

Colección: Artículo 20

Páginas: 480

Fecha de publicación: 13/01/2009

Precio: 20 euros

Argumento

Albert Montagut ha realizado un libro basándose en su experiencia personal. Dicha experiencia, ha sido adquirida a lo largo de años de trabajo en redacciones de prensa. La gran parte de la escritura se basa en el trabajo en un periódico, incluso centrándose en la labor de reportero.

El autor, desde su mirada subjetiva, canaliza la historia completándola de muchas otras historias y valoraciones personales.
Los capítulos son muy distantes uno del otro aunque comparten el mismo hilo conductor. Se analiza las diferencias habidas en diarios de diferentes zonas geográficas, tanto españoles como en el extranjero. Cabe reseñar que, sobre todo se ahonda en las diferencias entre diarios madrileños y catalanes. Y sobre soportes extranjeros únicamente sobre el estilo australiano y el norteamericano.

Alberto Montagut narra los acontecimientos que le van sucediendo, a la vez que da su opinión sobre determinados temas. Intenta además huir de encasillamientos y formar al lector. Cada frase del libro está enfocada a un público conocedor del tema. Está preparada para enseñar, para mostrar al joven periodista por que cauces se dirige a veces el periodismo y con que se puede encontrar un joven reportero.
El escritor utiliza también su experiencia en distintas secciones, para dar a conocer el submundo que las rodea y el trabajo que implica cada una de ellas.

No está exento el toque emotivo o personal, ya que se cuentan vivencias ajenas al periodismo, pero necesarias para comprender el desarrollo de determinados acontecimientos.

Los deportes son alma fundamental de la obra y adquieren gran protagonismo en la escritura, si bien se plasma una importancia mayor, cuando el autor relata hechos acontecidos sobre terrorismo o política autonómica. Este último apartado, el de la autonomía, es tan bien un tema bastante trabajado y que se enfoca al periodista, que son muchos, que realizará su trabajo en un diario que no sea de tirada nacional.

Adn, diario en soporte papel y digital creado por el periodista, goza de mención especial. El autor narra su experiencia en diarios como Catalunya Express, El Periódico de Catalunya, El País o El Mundo entre otros, para completar su obra con un diario a su imagen y semejanza. El diario Adn (de reciente desaparición), sería muy innovador en distintas técnicas periodísticas utilizadas hoy día, por lo que el orgulloso creador del diario muestra cómo se fue gestando el proyecto y alguna de las claves por lo que el entiende que no llegó a buen puerto.

Por supuesto hay un apartado especial para la era digital. En el se valora la necesidad del periodista multimedia, mientras se explica el proceso que se dio en su día de adaptar los medios a Internet.

El libro dispone en su parte final de un anexo documental. En el se específica en asuntos que por no restar de fluidez a la lectura, se pueden comprender mejor consultándolos en dicha sección.

En definitiva, es un libro creado para jóvenes periodistas. Ya que se desmenuza la tarea del reportero y se añade experiencia profesional y la valoración de un veterano periodista. Sin dejar de lado valoraciones personales que dotan al libro de una estructura no tan robusta.

Obra de Albert Montagut: “Fe de errores, una historia de periodistas”.

Valoración personal

El libro, lejos de ser una autobiografía de Albert Montagut, se convierte en un perfecto manual para estudiantes de periodismo, o bien para jóvenes periodistas que están empezando.
En el se plasma el trabajo en una redacción, tanto a nivel de directivo como de reportero. Sobre todo esta segunda parte, es la que convierte mencionada obra en un soporte que seguir para mejorar en la profesión.

Se echa de menos el trato periodístico que se da en la radio o en la televisión. Pero se profundiza mucho en la labor de los diarios y se incide en la puesta a punto del periodista multimedia. Esta parte es básica para entender las nuevas necesidades que, van surgiendo cubrir en los medios.
Internet es fundamental en el día de hoy y por eso de buena manera se le da un trato referente.

El estilo subjetivo del autor, consigue en algunos momentos dotar de emotividad la obra, ya que el lector se pone en la piel del escritor y a su vez, dota de la fluidez esencial para que, no sea un libro eminentemente sobrio.
El trato cuidado que se da del vocabulario, para hacerlo comprensivo a cualquier lector y la estructura de las secciones son correctas. Se consigue ir avanzando en los acontecimientos de forma escalonada haciendo más amena la lectura.

Muy importante es la profundidad que se la da al reporterismo y al reportaje. El autor consigue hacer notar la importancia del periodismo local y de salir a la calle a buscar la noticia. El trato humano siempre es relevante y se narran ejemplos de lo mucho que se puede conseguir con un buen reportaje y con que la cada noticia lleve un trabajo duro detrás.

Aprende el autor con sus fallos y el lector con él, con sus aciertos y con sus dudas. Es un libro donde no se esconde nada y donde los sentimientos del periodista, por buenos o malos que sean no quedan excluidos. Así el futuro redactor puede hacerse una idea de las frustraciones y emociones que puede sentir el día de mañana y valorar los ejemplos que se le dan del trabajo diario.

Para acabar, creo que el autor ha sabido realizarse como persona escribiendo un libro cercano a la autobiografía, pero que a su vez, es capaz de enseñar mucho a un futuro periodista y de hacer reflejarse en el a un periodista contrastado. Es una muestra de cómo los sueños puedan realizarse o no y dónde están las claves para conseguirlos o quedarse a las puertas. Un libro de un gran periodista para periodistas.

Citas interesantes

1.    La información es un negocio. Pero también es una responsabilidad pública.

2.    Las ventajas de una buena cabecera hay que utilizarlas para la información y para acceder a las buenas fuentes. No para enaltecer el ego personal.

3.    La gratuidad no debería estar reñida con la calidad, el diseño, el buen gusto y la excelencia informativa.
4.    Los periodistas deben garantizar la veracidad de los hechos, no deben terminar por formar parte de ellos.

5.    La información es el secreto mejor guardado.

6.    Los periodistas deben garantizar la veracidad de los hechos, no deben terminar por formar parte de ellos.

7.    El camino del informador es muy distinto al del periodista.

8.    Los corresponsales se instalan el primer año, se enteran de algo el segundo, rinden perfectamente el tercer y cuarto año y a partir de ahí empieza el declive.

9.    Para rescatar el periodismo hay que fomentar el reporterismo.

10.    El universo informativo se transforma por momentos.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: